Viajes y Dermatología


  
Araña marrón parda o araña de los rincones

Descripción:
La araña ibérica (loxosceles rufescens) es menos peligrosa que la americana.Tamaño pequeño-mediano. Habita en la zona mediterránea, en rincones oscuros, en áreas rurales, aunque no exclusivamente.

Sintomatología:
Dolor local urente, pruriginoso, que puede llegar a ser intenso y duradero (24 h).
Lesión papular roja con 2 puntos de inoculación, que evoluciona a la dermonecrosis, a veces extensa.
Con cierta frecuencia, fiebre, artromialgias, vómitos.
Muy raramente, hemólisis grave a los 2-3 días.

Tratamiento:
Analgesia potente sistémica o infiltraciones locales.
Cura tópica de la dermonecrosis.
Profilaxis antitetánica.
Puede considerarse la antibioterapia y los corticoides sistémicos.
Observación durante 3 días (riesgo hemólisis).
En función de la necrosis local y clínica general, remitir al hospital. 
 

Araña viuda negra

Descripción:
Unica especie ibérica, de cuerpo globuloso (2cm), de color negro, frecuentemente con manchas rojas abdominales. Predomina en la cuenca mediterránea , en las zonas rurales y húmedas (campos de cultivo, bodegas, etc.) Su mordedura es más frecuente en agricultores. Inyecta una neurotoxina que libera acetilcolina, GABA y catecolaminas.

Sintomatología:
Suele provocar una clínica local leve, y una clínica general severa.
Eritema local con señales de mordedura. Dolor escaso, a veces inadvertido.
Alos 30- 120 minutos, manifestaciones sistemáticas en forma de triada clásica: mialgia con espasmos musculares generalizados y contracturas especialmente en abdomen (en tabla) y en tórax. Sudoración. Agitación.
Puede acompañarse de sialorrea, taquicardia, taquipnea, hipertensión
Analgésicos y relajantes musculares.

Tratamiento:
Gluconato Cálcico (10%) 10cc, varias dosis, con monitorización. Muy eficaz para la contractura miálgica.
Ansiolíticos, según sintomatología.
Tratamiento sintomático, si se precisa. Profilaxis antitetánica.
Existe un suero específico, no disponible y probablemente no necesario en nuestro país.
Traslado al hospital. 

Escorpión

Descripción:
En España hay dos especies: el escorpión amarillo (más frecuente) y el escorpión oscuro de cola amarilla. Ambos son ubicuos, habitando el primero en zonas rocosas, áridas y cálidas (en oquedades o debajo de piedras) y el segundo en áreas con vegetación.

Sintomatología:
Dolor local muy intenso (más por el escorpión amarillo) que puede irradiarse.
Mácula con puntos de inoculación.
Síntomas generales ausentes o leves, a diferencia de especies de otras latitudes.

Tratamiento:
Asepsia y limpieza local. Profilaxis antitetánica.
Analgésicos por vía general o mejor, infiltraciones con anestésicos locales. 

Tarántula

Descripción:
Arácnido de gran tamaño (lycosa taratela), presente en toda la península ibérica, en especial en la cuenca mediterránea, que habita en áreas cálidas, secas, rurales (parques, campos). Injustificadamente, tiene forma de muy nociva.

Sintomatología:
Placa de eritema, dolorosa, con marcas de doble punción y signos inflamatorios locales, habitualmente leves.
Ausencia de sintomatología general; excepcionalmente reacciones alérgicas.

Tratamiento:
Limpieza y asepsia de la lesión.
Analgésicos por vía sistemática.
Profilaxis antitetánica.
Antibioticoterapia, si procede

 
Picaduras por víboras y culebras

Descripción:
Hay cinco especies de serpientes venenosas en España: tres de la familia de las víboras y dos de la familia de las culebras.Las víboras venenosas son: la hocicuda (vipera latastei), que habita en toda la península, excepto en la zona cantábrica, donde se halla la V.seoanne o Vipera berus hispánica y en la zona pirenaica y prepirenaica donde vive el áspid (Vipera aspis). Las dos culebras peligrosas son: la culebra bastarda o de Montpellier (Malpolon monspessulanus), extendida casi por toda la península, y la culebra de cogulla (Macroprotodon cucullatus), que habita sólo en el sur.

Sintomatología local:
Estigmas de inoculación (generalmente dos, separados por unos 8 mm).
Dolor y edema locales, que pueden extenderse hasta la raíz del miembro, equimosis, flictenas, linfangitis, adenopatía regional precoz.
Si al cabo de 1-2 horas no aparecen signos inflamatorios, probablemente ha habido mordedura, pero no inoculación tóxica.-Síntomas generales (muy infrecuentes)
Ansiedad, malestar general, vómitos.
Hipotensión, shock, arritmias. Muy raramente, anafilaxia.
Coagulopatía de consumo, hemólisis (excepcionales)

Tratamiento:
Limpieza, asepsia, vendaje, inmovilización de área afectada.
Reposo.
No incisiones, ni succiones locales. No torniquete. No corticoides.
Frío-hielo local durante poco tiempo (30min).
Profilaxis antitetánica.
Analgésicos y antihistamínicos sistémicos.
Adrenalina si shock.
Siempre traslado a hospital, donde se valorará el suero específico (en general innecesario).
 

Picaduras por abeja, abejorro, avispa, avispón

Descripción:
Insectos similares entre sí. El abejorro (bombus spp) y el avispón (vespa crabro), son de mayor tamaño. La avispa (Vespula spp) tiene bandas amarillas en su abdomen y la abeja (Apis mellifica) deja el aguijón clavado en el lugar donde pica. De distribución universal, son atraídos por olores y colores vivos.

Sintomatología y Tratamiento:
Hay cinco posibles presentaciones clínicas con su tratamiento respectivo.

Reacción local leve:
(90% de los casos)
Dolor, eritema, edema, pápula. Dura de 1 a 24 h.

Tratamiento:
Extraer el aguijón, raspando, no tirando de el.
Analgesia: compresas de hielo o de amoníaco o de sulfato Mg. En general no se precisan analgésicos sistémicos o infiltraciones.
Limpieza y asepsia local. Corticoides tópicos.

Reacción local excesiva:
(10% de casos).
Dolor y síndrome local más intensos.
Puede durar 1 semana.

Tratamiento:
Igual que en A, mas corticoides y/o antihistamínicos sistémicos.
Topografía especial: picadura en orofaringe con posible edema glótico grave.

Tratamiento:
Corticoterapia sistémica, derivación a hospital. Posible traqueostomía.
Toxicidad sistémica no anafiláctica por picaduras múltiples: Cefaleas, mareo, confusión, hemólisis, coma. 100 picaduras en un niño ó 500 en adultos, son potencialmente letales.

Tratamiento:
Sintomático, de soporte.
Reacción sistémica anafiláctica: (0,4-0,8% de la población). Mediada por IgE. Más frecuente por avispa o abeja. Puede haber reacción cruzada de grupo.
Leve: urticaria generalizada.
Moderada: angioedema, broncoespasmo, vómitos.
Grave: disnea, hipotensión, shock, exitus.

Tratamiento:
Corticoides sistémicos, oxígeno, salbutamol/aminofilina (en reacciones leves, moderadas).
Casos graves: adrenalina I/1000, inicialmente 0,01 ml/kg, subcutánea o iv. En dilucción. Hidrocortisona 5-10 mg/kg/6 h. o metilprednisona a dosis equivalente.
Medidas de prevención: vestimenta apropiada, evitar determinados lugares, adrenalina a mano, desensibilización.
 

Picadura por araña de mar y afines

Descripción:
Con frecuencia, popularmente, se denomina Araña de Mar a cualquier miembro del grupo. Las especies más características son: la araña blanca (Trachinus draco), la araña de roca (Trachinus araneus), el escorpión marino (Taurulus bubalis), el pez rata o cabezudo (Uranoscopus scaber), el rascaico o escórpora, etc. La mayoría permanecen semienterrados en fondos arenosos. Al pisarlo o manipularlos puncionan e inoculan la toxina. Se incluyen rayas, pastinacas y erizos.

Sintomatología:
Dolor local, intenso, duradero, puede irritarse. Edema no extensivo.
Síntomas generales ausentes o leves (agitación nauseas, vómitos, lipotimia).
Puede haber algún caso grave. Es excepcional la anafilaxia.
Las rayas y pastinacas provocan una herida extensa (aguijón en sierra).
Alguna espina (púa erizo) o aguijón puede framentarse y quedar incluido en la dermis, produciendo una lesión punzante o un granuloma.

Tratamiento:
Limpieza (agua salada) y asepsia local.
Inmersión del área dolorosa en agua a 50 grados al menos 30´ (toxina termolábil).
Analgesia sistémica o anestesia infiltrativa local, si el dolor persiste.
Detección (RX) y extracción de posibles fragmentos incluidos.
Profilaxis antitetánica.
Tratamiento sintomático y traslado al hospital en caso de clínica general.  

Picaduras por medusas y afines

Descripción:
Hay más de 6.000 especies y sólo en el Mediterráneo unas 300.Disponen de tentáculos con unos diminutos orgánulos (nematocistos), que tienen una especie de arpón tubular enrollado, que se proyecta e inocula el tóxico ante cualquier presión, contacto o cambio de osmolaridad.El Acalefo luminiscente (pelagia noctiluca) es una de las más frecuentes. La denominada Carabela portuguesa (Physalia physales), aun no siendo una verdadera medusa (es un hidrozoo), se comporta como tal, con mayor toxicidad.

Sintomatología:
Lesión dolorosa, urente, pruriginosa, urticante. A veces papular o vesicular.
Puede dejar marca lineal cicatricial durante meses.
Síntomas generales inexistentes o leves (mareo, vómito, calambres).
Raramente paresia muscular (Carabela portuguesa) o hipotensión si múltiples inoculaciones. Posible reacción alérgica grave, tras contactos repetidos.

Tratamiento:
Lavar el área afectada con agua de mar o salada ( o suero salino)
Inactivar los nematocistos adheridos en la piel con: aplicaciones locales de vinagre, sulfato magnésico o los polvos comercializados Royal. Todas estas propuestas pueden ser efectivas en unas especies y no en otras. Probablemente la mejor opción (más universal) sea el vinagre.
Eliminar los nematocistos con pinzas o mejor con un raspado (“afeitado”) de la piel.
Frío-hielo local durante un corto período envuelto en bolsa de plástico. Corticoides tópicos. 
Si afectación sistémica, tratamiento sintomático y traslado al hospital.
 







Quienes somos | Servicios médicos | Guia del paciente | Todo Sobre... | Noticias | Videos | Contacto
MapaWeb | Noticas Rss | Política de protección de datos | Aviso legal

Donis Muñoz Borrás | Magistrat Catalá, 16-3-C | 46701 Gandia (La Safor) Valencia
Todos los derechos reservados. 2008-2017 Donis Muñoz · Página web optimizada para 1024 x 768