Los fotoprotectores


¿Qué son los fotoprotectores?
Son productos cosméticos que en su composición incluyen filtros solares y que, aplicados sobre la piel, previenen los daños provocados por los rayos del Sol. 1
Generalmente, la cantidad de radiación solar que llega a nuestra piel, supera la capacidad defensiva de la misma, por lo que necesita una protección adicional que proporcionan los fotoprotectores.


¿Qué es el Factor de protección solar (FPS)?
Es un índice que nos da idea del tiempo que podemos estar expuestos al sol sin riesgo de quemadura 2. Cuanto mayor sea el FPS, mayor será la protección frente al Sol.
Por ejemplo, si una persona es capaz de permanecer 20 minutos bajo el Sol sin quemarse, si se aplica un fotoprotector con un FPS-8, le proporcionará una protección 8 veces superior (2 horas y cuarenta minutos). La elección del número de FPS depende del tipo de piel, debiéndo ser máximo (mayor de 50) en pacientes de piel clara que siempre se queman y nunca se broncean, mientras que otros requieren escasa protección (factor 8) y son aquellos que se queman raras veces y siempre se broncean.

¿Qué, cómo, y cuándo hay que aplicar el fotoprotector?
Las personas de piel clara deben aplicarse fotoprotectores con un FPS alto, mientras que las personas morenas que raramente se queman y siempre se broncean, con un FPS bajo, al menos los primeros días de exposición, están más que cubiertos. De todos modos, es preferible pecar por exceso que por defecto, y como norma general hay que recordar que a mayor FPS, mayor protección solar.
Los fotoprotectores son especialmente necesarios durante las primeras exposiciones al Sol, hasta conseguir que nuestra piel se broncee. Una piel bronceada es una piel protegida 3. Las pieles claras que prácticamente no se broncean nunca, deben aplicarse siempre un fotoprotector alto.
Con independencia del FPS, en función de la textura, las presentaciones en gel, gel-spray o gel-crema son adecuadas para los cutis grasos o acnéicos ya que no contienen aceites, se absorben rápidamente y no dan brillos. Las presentaciones en crema, y loción, son más específicas para piles secas, al proporcionar mayor hidratación.
Para la mayor eficacia del fotoprotector, hay que aplicarlo en casa sobre la piel seca, 30 minutos antes de exponerse al Sol y en cantidades generosas. Para mantener la protección, mientras estemos expuestos, se debe volver a aplicar el producto especialmente si se ha sudado o tras el baño, cada 1 a 2 horas. En estos casos son especialmente útiles los fotoprotectores resistentes al agua. No debemos olvidat también proteger nuestros ojos con gafas de Sol homologadas 4.


¿Qué son los broncedores sin Sol?
Los bronceadores sin Sol, son sustancias que aplicadas sobre la piel, la tiñen en pocos minutos al reaccionar con la queratina de la misma. Dan una coloración similar al bronceado, que desaparece en pocos días si no se reaplica. Es interesante como solución cosmética en aquellas personas de piel clara que no pueden broncearse de forma natural, o cuando interesa lucir una piel morena de un día para otro. Como quiera que este “bronceado” desaparece en pocos días cuando descama la piel, las personas de piel seca en donde esta descamación es más rápida, para fijar durante más tiempo el bronceado precisan limpiar con exfoliantes e hidratar previamente su piel.
No obstante, los llamados bronceadores sin Sol, carecen de acción protectora frente al Sol, ya que no provoca formación de melanina, y no pasan de ser un simple tinte de la piel.

¿Qué son los fotoprotectores orales?
Cada vez se utilizan más los llamados protectores solares internos. Se trata de complementos nutricionales que ayudan a neutralizar los efectos nocivos del Sol sobre la piel y los ojos, preparándola, al activar y prolongar el bronceado, a la vez que aportando antioxidantes que minimizan los efectos nocivos de los rayos ultravioleta. Algunos de ellos, también poseen efectos fotoinmunoprotectores y anti radicales libres.
No se deben utilizar como sustitutivos de los fotoprotectores tópicos, sino más bien como un complemento adicional a ellos.
Están especialmente indicados en personas de piel y ojos claros, aquellas que presentan intolerancia solar, o simplemente para prevenir el fotoenvejecimiento y el cáncer de piel en pacientes de riesgo, ya que actúan donde no llega el fotoprotector tópico.
Se recomienda empezar la toma de estos preparados, 1 mes antes de la época de exposición solar, y mantenerla por lo menos durante todo el verano.
Se venden en farmacias, y existen varias marcas comerciales: Heliocare cáps. 5 , Betavite Antiox cáps., Theavit Solar cáps., Sunlaude oral cáps., etc. Es interesante conocer que, ciertos alimentos  como las ensaladas y zumos de frutas y verduras ricas en betacarotenos y antioxidantes, tambien pueden ser muy eficaces en la activación y alargamiento del bronceado de nuestra piel 6: Naranjas y limones, otras frutas de verano, zanahorias, tomates, calabacines, calabaza , etc.).-

Buen verano, con un bronceado saludable y responsable.

Dr. Donís Muñoz - Dermatólogo Gandia
consulta@donismunoz.com
www.donismunoz.com
 



Si te ha interesado esta información, te recomendamos:
  • EL sol y la piel


  • sfsdfsdfsdfsdfsdf




    Quienes somos | Servicios médicos | Guia del paciente | Todo Sobre... | Noticias | Videos | Contacto
    MapaWeb | Noticas Rss | Política de protección de datos | Aviso legal

    Donis Muñoz Borrás | Magistrat Catalá, 16-3-C | 46701 Gandia (La Safor) Valencia
    Todos los derechos reservados. 2008-2017 Donis Muñoz · Página web optimizada para 1024 x 768