20 Mitos sobre la piel


En torno a las enfermedades de la piel, al igual que ocurre con otras ramas de la medicina, a lo largo de los años se han ido creando gran cantidad de mitos, creencias populares y leyendas urbanas, que nada tienen que ver con los conocimientos que disponemos hoy en día, asentados en bases sólidas y racionales a la luz de la medicina actual.

20 mitos sobre la piel, pretende clarificar, con pelos y señales, los errores más extendidos en torno a las enfermedades cutáneas más comunes: la calvicie, el acné, los hongos del verano, la psoriasis, las verrugas, y un largo etcétera 1.

Previamente a su descripción razonada, paso a enumerar los MITOS que entiendo están más extendidos, despiertan mayor curiosidad o crean más confusión en la población en general:

  1. Lavarse el cabello a diario perjudica la salud del mismo.
  2. El uso de gominas, lacas, tintes o permanentes favorecen la caída del cabello
  3. El uso de casco, gorra, o sombrero, provocan calvicie.
  4. Llevar el cabello largo favorece su caída, mientras que el rasurado del mismo lo fortalece.
  5. La calvicie masculina no tiene solución.
  6. El cabello cae más en otoño.
  7. El repetido afeitado o rasurado del vello con cuchilla de afeitar, provoca más vello, y lo hace más fuerte.
  8. Los complejos polivitamínicos que se utilizan para la alopecia, pueden hacer aparecer vello.
  9. El chocolate y la dieta rica en grasas favorecen la aparición de acné.
  10. Beber mucho agua, mejora el grado de hidratación de nuestra piel.
  11. El Sol,  cura el acné.
  12. La psoriasis, es una enfermedad para toda la vida.
  13. Todos los hongos se contagian.
  14. Las verrugas vulgares responden siempre al tratamiento.
  15. Las quemaduras solares no se dan en días nublados y fríos.
  16. La masturbación guarda relación con el acné juvenil.
  17. El sudar, ayuda a adelgazar.
  18. La infestación por piojos, significa falta de higiene personal.
  19. Ponerse amarillo, siempre se debe a una enfermedad del hígado.
  20. Las pecas  se malignizan por quitarlas.

Una vez enumerados los mitos, vamos a intentar razonar, con pelos y señales, cada uno de ellos.

LA VERDAD, es que :

1º-Lavarse el cabello a diario no perjudica la salud del mismo.

Ello es especialmente válido con los cabellos grasos, en donde el lavado frecuente es beneficioso y evita otras complicaciones, como la proliferación de determinadas levaduras y microorganismos, relacionada con la aparición de la caspa y el picor en el cuero cabelludo 2. Además, utilizando un champú adecuado, el lavado proporciona mayor volumen al cabello mejorando su aspecto y sedosidad.

La frecuencia del lavado depende exclusivamente de la facilidad con la que se ensucia: prácticamente a diario en los cabellos grasos y con menor frecuencia en los cabellos normales o secos dado que se ensucian mucho menos.

Aunque parezca mentira, está muy extendida la creencia de que el lavado diario del cabello favorece su caída, o que “pudre la raíz del pelo”, nada más lejos de la realidad 3. El cabello que cae con el lavado ya está muerto, y si no cae con un lavado, lo hará con el siguiente, con el peinado, con el secado o de forma espontánea.
 

2º-El uso de gominas, lacas, tintes, o permanentes no favorecen la caída del cabello.

Es totalmente falso que su uso pueda estar relacionado con la calvicie u otras formas de alopecia permanente, pues son sustancias que aunque pueden dañar al tallo piloso (la parte externa y visible del pelo), no afectan a la raíz del cabello al no tener capacidad de penetración en el bulbo piloso 4.

Es cierto que determinados tintes de mala calidad, así como las permanentes aplicadas incorrectamente, pueden dañar (quemar) la parte visible del cabello, pero en todo caso, se trataría de situaciones transitorias que se recuperarían a partir del bulbo o raíz del pelo, sin problemas y en poco tiempo 5.

No obstante, si hablamos de gominas, lacas, tintes o permanentes de buena calidad, aplicados y utilizados correctamente, en absoluto existe motivo alguno para temer por la salud de nuestro cabello.
 

3º-El uso de casco, gorra o sombrero, lejos de favorecer la caída del cabello, lo protege de las radiaciones ultravioleta.

La creencia contraria, carece de fundamento 6. Tenemos que remontarnos a los tiempos en que el servicio militar era obligatorio, durante el cual, la incidencia de alopecias era alta, ya no por el uso de la gorra, tal como popularmente se creía, sino más bien por tratarse de una franja de población masculina de edad comprendida entre los 18 y 23 años, en donde se inician de forma natural un gran número de calvicies, en base a factores más genéticos que ambientales 7.

En nuestro entorno, seguro que conocemos a personas que regularmente utilizan casco de seguridad (trabajadores de la construcción, conductores de motocicleta, etc.), que lucen una cabellera envidiable.

Aquellos que creen haberse quedado calvos por el uso de la gorra, casco o sombrero, prácticamente sin excepción tienen el cabello graso o muy graso (el exceso de grasa es la antesala de la calvicie), y por lo tanto poseen todas las papeletas para desarrollar una calvicie precoz, basada en factores genéticos y no de otra índole.
 

4º-La mayor longitud del cabello o el rasurado del mismo ni favorecen su caída, ni lo fortalece.

Esta creencia, se basa en la evidencia de que la caída de un cabello largo es más llamativa que la de uno corto, dando la impresión de haber perdido más cantidad de cabellos al ocupar más volumen. Si caen 30 cabellos largos, indiscutiblemente van a alarmar mucho más que si lo hacen 30 cabellos cortos, y en esto se basa el mito de que el cabello largo favorece la caída.

Aún hoy, hay personas que una vez al año se rapan el cabello al cero, pensando que de ese modo surgirá un cabello más vigoroso. Lo cierto, es que el rasurado regular o esporádico del cabello con la finalidad de que salga más fuerte, ni tiene fundamento, ni consigue fortalecerlo 8.

Por lo tanto, llevar el pelo más largo no favorece su caída, aunque rasurarlo o llevarlo más corto tampoco sirve para fortalecerlo.
 

5º- La calvicie masculina tiene solución en más del 80% de los casos.

La creencia de que la calvicie era un proceso imparable y que su tratamiento eficaz misión imposible, ya hace unos años que ha dejado de ser cierta 9. Efectivamente, al menos un 80% de los pacientes varones que se tratan de forma continuada con finasteride oral, consiguen frenar por completo la progresión de su alopecia, e incluso algunos recuperan parte del cabello perdido, especialmente si está afectada la zona de la coronilla 10.

La expresión “tomar el pelo”, puede que tenga relación con la gran cantidad de tratamientos engañosos o de dudosa eficacia existentes acerca de la calvicie, y de la que son víctimas desde tiempo inmemorial millones de personas en todo el mundo 11.

Más allá de la aparatología de ciertos institutos capilares, peluquerías de “alta tecnología”, o centros que dicen estar “especializados” en problemas del cabello, solo el médico Dermatólogo está capacitado para hacer frente de forma seria y rigurosa tanto a la calvicie como a otras formas de alopecia.
 

6º-La caída de cabello “estacional” no existe en los seres humanos.

El mito de que el cabello cae más en otoño, es rigurosamente falso. Puede que esté inspirado en la muda anual que experimentan algunos mamíferos y otras especies animales, o con la caída de las hojas en determinadas plantas caducas durante el otoño, o con agresivas campañas publicitarias promovidas por laboratorios farmacéuticos deseosos de vendernos productos anticaída en fechas tan señaladas 12.

Lo bien cierto, es que en los seres humanos, en condiciones normales, ni los cabellos viven indefinidamente, ni caen de golpe, ya que cada uno tiene su propia edad, siendo su vida media de 3 a 5 años. Pasado este tiempo, el cabello muere y es reemplazado por otro nuevo 13.

En pocos años se renueva la totalidad de los más de 100.000 cabellos que pueblan nuestro cuero cabelludo. Por lo tanto, es normal, que unos días por otros, se nos caigan de 60 a 80 cabellos al día. No obstante, esto no ocurre de forma regular y ordenada. En ocasiones, tras largos periodos de ausencia total de caída (como suele ocurrir por ejemplo durante los embarazos), aparecen otros de caída exagerada (de 2 a 3 meses después de dar a luz), que alarma a los pacientes. Este proceso, relativamente frecuente, de tiempo indeterminado y caprichoso de caída-parada-caída etc., es totalmente normal y necesario para el ciclo de renovación natural del cabello, no precisa tratamiento, constituye una falsa alopecia, y por supuesto, puede darse en cualquier época del año.

Precisamente este tipo de caídas de cabello, aunque preocupan mucho a los pacientes por lo alarmantes que pueden llegar a ser, los dermatólogos los conocemos con el nombre de efluvios telogénicos. Suelen aparecer entre 2 a 3 meses después de haber sufrido una situación extrema o anormal (como una infección importante, un cuadro febril severo, una intervención quirúrgica, una dieta de adelgazamiento mal diseñada, situación de estrés, etc.).Todas ellas, suelen tener un final feliz incluso sin tratamiento.

Podemos concluir que las mal llamadas caídas “estacionales” cuando se dan, no coinciden con las estaciones del año, y se producen de forma aleatoria y personal.
 

7º- El repetido afeitado o rasurado del vello con cuchilla de afeitar, ni provoca más vello, ni lo hace más fuerte.

Existe una idea muy extendida, especialmente entre las mujeres, de que el afeitado o rasurado del vello tanto de la cara como de otras partes del cuerpo, con maquinilla eléctrica o cuchilla de afeitar, hace brotar vello de más grosor y en mayor cantidad. Sin embargo, no se tiene la misma creencia respecto a la depilación manual 14.

Si bien es cierto que cada vez más mujeres eliminan definitivamente el vello no deseado con Fotodepilación láser, otras muchas se sirven de la depilación a la cera, con pinzas, etc. Cuando todo ello no es posible (por presentar un vello de color claro resistente a la fotodepilación o por padecer foliculitis tras la depilación manual), resulta una tarea muy difícil convencerlas de que el afeitado o rasurado con maquinilla eléctrica u hoja de afeitar, carece de efecto alguno sobre la cantidad o grosor del vello futuro.

Esta creencia tiene su explicación. El calibre del pelo no es el mismo en toda su longitud, siendo más fino y flexible en la punta y más grueso y duro en la base del tallo piloso 15. Cuando se procede a depilar un pelo, este se desprende en su totalidad y, pasadas unas semanas emerge otro nuevo de punta fina y suave, mientras que si lo afeitamos, no eliminamos el pelo sino que lo cortamos a nivel del tallo piloso que es la porción más gruesa y dura del mismo por lo que en pocos días emerge el mismo pelo cortado, dando la sensación de tratarse de un nuevo pelo de mayor calibre y más vigoroso. Por muchas veces que se rasure una zona de la piel, jamás conseguiremos aumentar el grosor o el número del vello venidero.

Existen estudios realizados en mujeres en donde, durante 1 año, se procedía al rasurado con cuchilla de afeitar de una parte del cuerpo a la vez que se depilaba el lado simétrico contrario. Transcurrido un tiempo, no se podía establecer diferencia alguna en ambas partes sujetas al estudio.
 

8ª Los complejos polivitamínicos que se utilizan para la alopecia, no hacen aparecer vello.

No es extraño que cuando los médicos prescribimos un complejo polivitamínico en determinadas alopecias, algunas pacientes, nos pregunten si les puede dar vello en la cara o en el resto de la piel 16. En ocasiones, incluso nos ilustran con el caso de un familiar o conocido de quien aseguran haberle ocurrido. Ciertamente, ninguno de los componentes más habituales de su formulación, tales como la cistina, el hierro, el sulfato de cinc, las vitaminas, etc. tienen tal capacidad. Sería tanto como aceptar que los alimentos ricos en estas sustancias, pudieran también provocarlo.

Esta creencia, puede tener su origen en lo que ocurre con la alopecia seborréica de la mujer (el equivalente a la calvicie en el varón), que se asocia a distintos grados de hirsutismo (aumento del vello). Ello obedece a factores hormonales y genéticos, y no a otra causa. Sucede, que algunas pacientes que consultan inicialmente por una alopecia incipiente, y son tratadas con complejos polivitamínicos, con el tiempo presentan además vello en cara, brazos, etc., con independencia de haber tomado o no este tipo de tratamiento. No obstante, es cierto que algunas pacientes están convencidas de que si no hubieran tomado aquel medicamento para su caída de cabello, nunca hubieran desarrollado aumento de vello, incluso de forma permanente 17.

El síndrome SAHA ( Síndrome que asocia Alopecia + Hirsutismo + Acné), se acompaña frecuentemente a un ovario poliquístico. En estas pacientes, el tratamiento con antiandrógenos consigue mejorar en pocos meses todas estas anomalías. Es en este grupo de mujeres en donde el mito del complejo polivitamínico y el hirsutismo tiene más seguidores, simplemente por darse más casos de asociación alopecia-hirsutismo 18.

Existen medicamentos que si que tienen capacidad de provocar hirsutismo, aunque estos se prescriben para ciertas enfermedades graves, y no para la alopecia, (como la cortisona en cantidad y tiempo suficiente). En estos casos, a los pocos meses de dejar de tomar la medicación desaparece el vello que pudiera haber provocado, siendo sus efectos indeseados temporales y siempre reversibles.
 

9º- El chocolate y la dieta rica en grasas no favorece la aparición de acné.

Todos los estudios al respecto son concluyentes: comer alimentos ricos en grasa, fritos, embutidos, bollería, frutos secos o chocolate, ni provoca acné, ni modifica su evolución. Todo ello con independencia de que, si se toman en exceso, pueden favorecer la obesidad, provocar tasas de colesterol altas u otros problemas metabólicos serios, pero ese, es otro tema 19.

Las grasas que se ingieren no se acumulan en las glándulas sebáceas, sino principalmente en los adipocitos de nuestro panículo adiposo o tejido graso propiamente dicho.

Lo cierto es que los factores genéticos, las fluctuaciones hormonales, y no la dieta, son los realmente decisivos en la mayor producción de grasa por las glándulas sebáceas de nuestra piel, la consiguiente obstrucción de las mismas y la aparición de lesiones de acné.

Una dieta completa y equilibrada y sin exclusiones ni prohibiciones de determinados alimentos, una vida sana y un tratamiento adecuado, es la mejor manera de actuar frente a un cuadro de acné.
 

10º-Beber mucha agua, en absoluto mejora el grado de hidratación de nuestra piel.

Si bien es verdad que en aquellos estados extremos de deshidratación severa del organismo la piel se reseca, ello, nada tiene que ver con las situaciones normales, en donde por mucha agua que beba una persona de piel seca, continuará presentando un cutis seco. De igual modo que un cutis graso, no deja de serlo, por beber menos 20.

La concentración de grasa en nuestra piel, viene dada por la mayor o menor actividad de nuestras glándulas sebáceas, que con su secreción, contribuyen a formar el manto lipídico que nos protege, y todo ello está en función principalmente de factores genéticos y metabólicos. Es por ello que existen distintos tipos de piel: seca, normal, mixta o grasa, con total independencia de la mayor o menor ingesta de líquidos.

Cada vez se están levantando más voces autorizadas, que ponen en tela de juicio lo saludable de beber diariamente varios litros de agua. Las supuestas propiedades "desintoxicantes", depurativas y beneficiosas para el organismo derivadas de beber agua de forma casi obsesiva, puede que queden en nada. Lo único innegable, es que el agua tomada en cantidad provoca en el estómago una gran sensación de plenitud y de saciedad, pudiendo ayudar al cumplimiento de determinadas dietas de adelgazamiento. 

 

 11º-El Sol, no mejora el acné, lo enmascara.

Está muy extendida la creencia de que el Sol cura o mejora el acné. Al menos en apariencia, esto es cierto, aunque en realidad, el Sol tan solo ejerce una acción antinflamatoria transitoria, que junto con los frecuentes baños propios del verano, ayudan a secar la piel, provocando una aparente mejoría que enmascara la realidad del problema.

No es extraño que una vez pasado el verano, los dermatólogos asistamos a un gran número de pacientes con recidivas de acné, la mayoría de los cuales, con la llegada del sol y la playa se confió y abandonó el tratamiento que los mantenía controlados de lesiones.

No obstante, las propiedades del Sol frente al acné, pueden servir como complemento al tratamiento habitual, pero de ningún modo sustituirlo 21.
 

12º-La psoriasis, no siempre es una enfermedad para toda la vida.

¿La Psoriasis se cura? Si formuláramos esta pregunta a la población en general, con toda seguridad y por mayoría abrumadora, el resultado sería rotundo: no.

Lo cierto es que la psoriasis es una enfermedad de curso imprevisible, tanto para bien como para mal, de modo que en bastantes ocasiones desaparece incluso sin tratamiento y no vuelve a presentarse jamás 22. Aunque se desconoce el motivo de tal curación, es un hecho indiscutible. La justa contestación a la pregunta señalada debería ser: la psoriasis se cura en ocasiones.

Cosa diferente, sería formular la pregunta de otro modo: ¿La psoriasis tiene cura? En esta ocasión, estamos preguntando sobre la eficacia de los tratamientos existentes. En ese sentido, todos, incluso los últimos tratamientos biológicos que se están utilizando, son paliativos y aunque mejoren radicalmente la enfermedad hasta conseguir incluso eliminarla, la suspensión del tratamiento suele seguirse generalmente de una recaída.

Podemos concluir que la psoriasis mejora mucho con el tratamiento, pero no tiene cura, aunque en ocasiones se cura sola 23.
 

13º- No todos los hongos del verano se contagian.

Existe la falsa creencia de que los hongos que muchos pacientes presentan cada verano especialmente en el tercio superior del tronco, en forma de manchas blancas o marrones, son muy contagiosos, y que se contraen por contacto con otras personas enfermas, por contaminación de la arena de las playas, piscinas, gimnasios, por compartir toallas, etc. 24 Nada más lejos de la realidad 25.

Los dermatólogos conocemos esta enfermedad con el nombre de Pitiriasis versicolor, siendo motivo de consulta todos los veranos. El agente que la produce, la Malassezia furfur, es una levadura oportunista que está presente en la piel de la mayoría de las personas, aunque sin llegar a provocar enfermedad. El calor, el exceso de sudoración, el grado de humedad ambiental y otros complejos factores personales especialmente de tipo inmunológico, favorecen su multiplicación y crecimiento descontrolado, con la consiguiente aparición de la enfermedad, que suele afectar la zona comprendida entre el cuello y la cintura.

Solo si se dan los factores señalados, aparece la enfermedad, que afecta a un 5% de la población y que en ocasiones puede llegar a reaparecer en cada verano 26.

Por lo tanto, la Pitiriasis versicolor, no es contagiosa, en la medida que normalmente esta levadura oportunista, vive y está presente en nuestra piel, no siendo ello determinante para padecer la enfermedad, que solo aparecerá si se dan los factores desencadenantes descritos.
 

14º-En ocasiones, las verrugas resultan “intratables” al resistirse a todo tipo de tratamientos.

Especialmente durante la infancia y la pubertad, (en la edad escolar), se dan las llamadas verrugas intratables. Las verrugas, están provocadas por un virus (el papilomavirus humano). Algunas personas son más propensas que otras a presentarlas (como sucede con los pacientes atópicos), y pueden aparecer en cualquier parte del cuerpo 27.

Reciben el nombre de “verrugas intratables”, aquellas que son resistentes a todo tipo de tratamientos 28. Por lo general se disponen alrededor de la uñas de las manos (verrugas periungueales), aunque pueden localizarse en cualquier parte de la piel. En todas ellas, no existe relación directa entre la agresividad del tratamiento empleado y los resultados obtenidos. Tanto es así, que siempre acaban desapareciendo a veces incluso sin tratamiento, y en ocasiones después de varios años de intentos fallidos.

Hay un convencimiento extendido acerca del poder curativo de ciertos curanderos, que tras contarlas, colgar caracoles o practicar ciertos rezos o rituales, consiguen curarlas de inmediato. Lo cierto, es que la mayoría de las verrugas acaban desapareciendo, y muchas veces espontáneamente, cuando las defensas del sistema inmune se restablecen, del mismo modo que reaparecen en cada intento fallido de tratamiento si el sistema inmune frente al papilomavirus no es el adecuado.

No es extraño que los médicos dermatólogos, sin ser curanderos, también asistamos casi a diario, a situaciones aparentemente inexplicables con relación a la evolución de las verrugas de nuestros pacientes.

Opino que, cuando falla repetidamente el tratamiento convencional, se impone una adecuada y tranquilizadora información a los padres, el uso de tratamientos con efecto placebo, la terapia psicológica, o simplemente dar tiempo al tiempo (siempre que ello sea posible) 29. En mi experiencia, en estos casos extremos, resulta extraordinariamente útil y eficaz tanto para el paciente como para su entorno familiar, a la vez que evitaremos mayores costes, tratamientos innecesarios, y cicatrices no deseadas.
 

15º-Las quemaduras solares también se dan en días nublados y fríos.

Existe la creencia de que en los días nublados y más si son frescos, no es necesario aplicarse protectores solares porque el riesgo de quemadura solar es bajo. Lo cierto, es que en un día nublado el 90% de las radiaciones ultravioletas atraviesan las nubes y que por lo tanto, el riesgo de quemadura es alto 30.

Tanto si hace fresco como si hace calor, ello no influye sobre la intensidad de la quemadura solar, siendo totalmente indeferente.
 

16º-La masturbación no guarda relación alguna con el acné juvenil.

Durante mucho tiempo, popularmente se ha sostenido que la masturbación especialmente durante la pubertad estaba relacionada con el acné y con otros muchos males que prefiero no exponer.

Semejantes teorías solo obedecen a intereses morales o religiosos que nada tienen que ver con los conocimientos de la medicina.

Algunos adolescentes, llegan a considerar su Acné como un estigma delatador, que les provoca sentimientos de culpa y que les puede ocasionar trastornos de conducta 31.
 

17º-El sudar, no ayuda a adelgazar.

Nuestra piel posee glándulas sudoríparas cuya función es mantener constante la temperatura corporal. Si esta aumenta, nuestro organismo libera sudor y de ese modo se enfría. La sudoración provoca pérdida de peso por eliminación de agua, aunque en pocos minutos la recuperaremos en su totalidad al tener que beber.

Durante la práctica de ejercicios físicos, la malsana costumbre de ponerse camisetas de fibras impermeables o sudaderas que impidan la transpiración, es peligroso para la salud ya que puede provocar un golpe de calor, a veces de consecuencias graves, por aumento de la temperatura corporal. Por si esto fuera poco, además de molesto y peligroso, no nos va a ayudar a adelgazar ni un gramo, porque pocas horas después, al tener que beber, habremos recuperado el peso perdido.

Lo que realmente adelgaza, es el propio ejercicio físico que quema las grasas almacenadas, con independencia de la cantidad de sudor eliminado durante el mismo, que solo sirve para perder agua durante unas horas 32.
 

18º-La infestación por piojos, no guarda relación con la falta de higiene personal.

Aún actualmente, el tener piojos, se rodea de secretismo por ser considerado por muchos padres como algo vergonzante, propio de gente poco aseada y por lo general de clase social baja.

No obstante, hoy sabemos que las aulas de los colegios y guarderías son la principal fuente de parasitación, de igual modo que en otros tiempos lo era el hacinamiento de las familias menos pudientes 33.

Compartir gorros, cepillos y peines para el pelo, y especialmente el contacto de unas cabezas con otras, es la forma de contraer piojos, por mucha higiene que se tenga 34.

Los piojos que parasitan la cabeza, se alimentan chupando sangre varias veces al día y se desplazan agarrándose de los pelos. Los piojos adultos huyen de la luz y pueden sobrevivir fuera del cuero cabelludo hasta 55 horas, tiempo mas que suficiente para ser transportados y depositados en las cabezas de un gran número de niños, ocasionando molestas epidemias en los colegios y en las familias 35.

La higiene personal, tan necesaria para la salud y para la convivencia, es tan incapaz de impedir la infestación por piojos, como de eliminarlos una vez se contraen. Solo el uso correcto de los pediculicidas (generalmente Permetrinas) y peines lendreras, curará la parasitación. El uso preventivo de los pediculicidas, en ausencia de piojos, resulta improcedente por 2 motivos: por provocar irritación y eccemas en el cuero cabelludo, y por favorecer la aparición de resistencias al tratamiento.

Los piojos, se pueden prevenir solo en parte, evitando compartir peines, gorros, prendas de vestir, pasando periódicamente la lendrera para detectarlos precozmente, o incluso utilizando repelentes para los piojos, pero, ¿cómo impedir la proximidad de las cabezas de los niños, durante los juegos y en la convivencia diaria en las aulas?

19º-Ponerse amarillo, no siempre se debe a una enfermedad del hígado.

La mayoría de personas, creen que el ponerse amarillo solo se da si se padece una enfermedad del hígado (ictericia o alacrán), pero no siempre es así.

En ocasiones, algunas personas que toman muchas frutas y verduras ricas en carotenos (zanahorias, naranjas, calabazas, etc.), se ponen amarillas.

En condiciones normales, los carotenos, contribuyen a dar color a la piel, pero si se toman en exceso se almacenan en grandes cantidades, especialmente en las palmas de las manos, plantas de los pies, axilas, ingles, y pliegues naso- labiales. Estos, adquieren una coloración amarillo anaranjada muy llamativa, sobre todo, si la comparamos a una piel sana. La carotinemia, que es como se la llama, no reviste por lo general ninguna importancia para la salud, no afecta al estado general, no colorea la esclerótica de los ojos(a diferencia de la ictericia), y desaparece al reducir la ingesta de alimentos ricos en carotenos 36.

Es bastante frecuente que ocurra en personas que siguen estrictos regímenes vegetarianos con motivo de dietas de adelgazamiento, y en aquellas que, por un motivo u otro, son grandes consumidores de naranjas, zanahorias o calabazas (para broncearse, o por puro placer). En caso de no darse claramente estas circunstancias determinantes, consulte con su dermatólogo, para descartar la existencia de alguna patología o alteración en el metabolismo de los carotenos, aunque ello es menos frecuente.
 

20º- Las pecas no se malignizan por quitarlas.

Aunque cada vez menos, aún hay personas que creen que quitarse una peca, es peligroso porque puede significar su recidiva y posterior malignización. Tal como se suele decir coloquialmente, “las pecas si se tocan se hacen malas”.

Antiguamente, las pecas eran consideradas elementos favorecedores de la belleza, hasta el extremo de que cuando no se tenían, se pintaban o se ponían postizas. Es evidente, que con este canon de belleza hacia las mismas, a nadie se le ocurriría quitárselas, salvo que presentaran algún signo de malignización como sangrado, picor, extensión, tumoración, etc. En tales situaciones, tras la obligada extirpación de las mismas empezaban los problemas que, por otra parte se hubieran dado de igual modo. Fue así como la gente identificó quitar una peca con la aparición de complicaciones e incluso con la muerte.

¡Ninguna peca se maligniza por quitarla!

Lo que sí que puede ocurrir es que ante la sospecha de encontrarnos frente a una peca mala (melanoma maligno), esta se extirpe para su confirmación biopsia y posterior tratamiento. En caso de confirmarse la sospecha, y tratarse de un melanoma con avanzado estado de malignización, las posibilidades de presentar graves y serias complicaciones (metástasis), son altas.
En la actualidad, se tiende a la extirpación y diagnóstico lo más precoz posible, de cualquier peca mínimamente sospechosa, como el mejor modo de evitar su progresión y posterior malignización 37. Frente a ello, no es excepcional que, aún hoy en día, algún paciente acuda a la consulta con una peca con claros y avanzados signos de malignidad, que ha ido retrasando voluntariamente la visita al dermatólogo, creyendo así que al evitar que le fuera extirpada, con ello evitaría también su propagación 38.

No existe ningún tipo de peca que no se pueda extirpar. En unos casos se hará por obligación, si se sospecha algún grado de atipia o malignidad de la peca, para de ese modo realizar una biopsia. En otros, de forma voluntaria y por motivos puramente estéticos, siempre que el tamaño y localización de la peca lo permita y se prevea un resultado estéticamente aceptable.

 

Estimado lector, 20 mitos sobre la piel, son muchos mitos, pero siendo sincero, aunque son todos lo que están, no están todos los que son. En ese sentido, puede que ampliemos la lista que, por muy extensa que pueda a llegar a ser en un futuro, siempre quedará incompleta.

El creciente interés por el conocimiento global de las cosas en general, y la mayor demanda de información sobre temas de salud en particular, están haciendo cambiar muchos mitos, creencias populares y leyendas urbanas. De ello, nos tenemos que felicitar todos, en la medida que nos ayudan a mejorar nuestra calidad de vida y nuestra salud.

Dr. Donís Muñoz-Dermatólogo GANDIA
consulta@donismunoz.com
www.donismunoz.com


 








Quienes somos | Servicios médicos | Guia del paciente | Todo Sobre... | Noticias | Videos | Contacto
MapaWeb | Noticas Rss | Política de protección de datos | Aviso legal

Donis Muñoz Borrás | Magistrat Catalá, 16-3-C | 46701 Gandia (La Safor) Valencia
Todos los derechos reservados. 2008-2017 Donis Muñoz · Página web optimizada para 1024 x 768