Todo sobre la calvicie masculina


Antes de empezar, una aclaración
El cabello es un anexo de la piel, y como tal, quien mejor lo conoce es el dermatólogo.
Cuando hablamos de alopecia nos referimos a la caída del cabello en general con independencia de las múltiples variantes existentes: seborréica,  areata, post parto, telogénica, cicatricial, traumática, etc. Sin embargo, cuando hablamos de calvicie, nos referimos exclusivamente a la alopecia seborreica o androgénica, que es precisamente de la que nos vamos a ocupar.
 
La calvicie masculina (c.m.), o calvicie común, es el tipo más frecuente de pérdida de cabello, que aunque es un rasgo normal desde el punto de vista biológico, provoca en muchos pacientes problemas psicosociales, especialmente entre los más jóvenes. Así mismo, es un tema que genera diariamente mucha “desinformación” en los foros de Internet y otros medios de comunicación, en unas ocasiones por desconocimiento y en otras por intereses que poco o nada tienen que ver con la ciencia. Con el presente trabajo de divulgación y puesta al día sobre la calvicie, pretendo ayudar y poner un poco de orden en la maraña de dudas y decepciones a los que se ven sometidos muchos pacientes de calvicie, la mayoría de veces por falta de información seria y fiable.
Ofrezco al lector interesado, mi sincera aportación como dermatólogo con más de 30 años de profesión.
Recordemos que la incidencia de la calvicie masculina es alta, y que en nuestro entorno, la mitad de los varones mayores de 50 años la padecen en mayor o menor grado.
¿A qué se debe la calvicie masculina?

La c.m., viene condicionada por complejos factores genéticos hereditarios y por la acción hormonal de los andrógenos, especialmente la testosterona (la hormona masculina) que es el principal andrógeno circulante. La testosterona, por acción de la enzima 5-alfa reductasa, se transforma en dihidrotestosterona que actúa a nivel de los folículos pilosebáceos susceptibles de ser presa de la calvicie.

En una misma persona, no todos los folículos pilosos de su cuero cabelludo tienen la misma facilidad para ser afectados, encontrándose “zonas inmunes” que se mantendrán a salvo a lo largo de la vida en mayor o menor grado, como la zona de la nuca y las zonas temporales a ambos lados de la cabeza. Es por ello que, cuando se realizan trasplantes o microinjertos de cabello, la zona donante es la nuca ya que sus folículos pilosos no son susceptibles de ser afectados por los andrógenos, a la vez que la densidad de cabello es mayor y que la cicatriz va a poder ocultarse fácilmente. De ese modo, tenemos máximas garantías de éxito.

También, existen otras causas menores que pueden influir sobre la c.m., aunque de forma indirecta, como el estrés, etc. Juegan un papel desencadenante solo en aquellos pacientes previamente susceptibles genéticamente de padecer calvicie común.

El centro del problema: la unidad pilo-sebácea

En el cuero cabelludo, los folículos pilosos vienen acompañados de su respectiva glándula sebácea, formando lo que se conoce como la unidad pilosebácea. El proceso de la calvicie viene determinado por la acción hormonal de la dihidrotestosterona que al actuar  sobre los folículos pilosebáceos susceptibles, provoca en último término una desenfrenada actividad de la glándula sebácea en detrimento del folículo piloso que se va miniaturizando y atrofiando con el paso del tiempo. Digamos, que el folículo pilosebáceo se especializa en la formación de sebo, relegando al folículo piloso a un segundo plano y despreocupándose del pelo, que se miniaturiza cada vez más hasta poder llegar a desaparecer por completo.

 
Es por todo ello, que se puede considerar al cabello graso como la antesala a la calvicie. En un cuero cabelludo calvo, frecuentemente se aprecia lo que se conoce como “pelusa de melocotón” sobre una piel brillante y grasienta, que expresa claramente este proceso.
Por la misma razón, difícilmente la c.m. se puede desarrollar sobre un cabello seco.
¿Como se manifiesta la calvicie masculina?

Puede iniciarse en cualquier momento después de la pubertad. La mayor caída de cabello asociada a cabellos cada vez más grasos, constituyen uno de los primeros signo de alarma. Se manifiesta en forma de un progresivo retroceso en la línea de implantación pilosa en la frente y sienes y/o una menor densidad de cabello en la zona del vertex o coronilla. Con el tiempo, puede haber diferentes grados y formas  de avance respetando las partes laterales y posterior del cuero cabelludo.  Los pelos de las zonas afectadas se vuelven cada vez más cortos y de calibre más delgado (se miniaturizan), hasta que finalmente desaparecen.

Las calvicies de peor pronóstico, son aquellas que se inician tempranamente tras la pubertad y antes de los 16-18 años.

Hamilton fue el primero en clasificar los cambios que se producen durante la progresión de la calvicie masculina, por medio de una escala que abarca los 7 patrones más frecuentes de presentación.

¿Como se diagnostica y pruebas diagnósticas?

Obviamente, la calvicie masculina se diagnostica muy fácilmente por la clínica, y no precisa por lo general de ninguna prueba diagnóstica complementaria como analíticas o tricogramas que sobretodo no van a aportarnos información de utilidad para el tratamiento, y que en la mayoría de casos sirven para confundir más al paciente o para ocasionarle unos gastos totalmente innecesarios e injustificados.

Desde mi punto de vista, tan solo, antes de iniciar un tratamiento para la c.m., es interesante contar con un completo control fotográfico para hacer un seguimiento de la evolución de la misma.
 
Algunos mitos a desterrar
-El cabello, en contra de lo que se pudiera pensar, no solo juega un papel puramente estético, sino que su principal misión consiste en actuar como barrera protectora frente a las radiaciones solares que inciden directamente sobre el cuero cabelludo a lo largo de toda la vida. Es por ello que, aquellos jóvenes que sufren una calvicie tempranamente, desarrollan frecuentemente con el paso de los años   (a partir de los 60 años por lo general) lo que los dermatólogos denominamos queratosis actínicas, que son lesiones precursoras del cáncer de piel. Ello ocurre especialmente cuando se trata de pacientes de piel clara que se han expuesto reiteradamente al sol sin la protección adecuada y suficiente.
 
-Por otra parte, existe una extendida creencia de que el lavado diario del cabello “pudre” la raíz  del mismo. Nada más lejos de la realidad, ya que al tratarse de cabellos grasos, estos, se ensucian más y es necesario lavarlos con frecuencia con el fin de evitar la proliferación de determinadas levaduras y/o bacterias que se desarrollan con mayor facilidad, provocando prurito y descamación que en nada van a favorecer la salud del cabello. Un cabello limpio, mejora nuestro aspecto a la vez que es muy saludable.
 
-Durante mucho tiempo, se pensó que el uso de gorra, sombrero, casco, etc. favorecía la calvicie. No existe ninguna evidencia de ello. Bien al contrario, hoy sabemos que protegen y preservan nuestro cabello de agentes externos.
 
-Finalmente, aclarar que los tintes, moldeados, lacas o gominas para el cabello, no perjudican la evolución de la calvicie. Solo en caso de aplicarse incorrectamente o ser de mala calidad pueden lesionar a la queratina de la zona externa o visible del tallo piloso pudiendo provocar alteraciones en su estructura como puntas abiertas, cabellos quebradizos, quemaduras superficiales por sustancias abrasivas o cáusticas que pudieran contener, fragilidad, etc. que serian totalmente reversibles, y que en absoluto afectarían al bulbo piloso que permanecería indemne.
 
¡Cuidado con la publicidad engañosa!
La calvicie es tan antigua como la humanidad y desde siempre ha existido una demanda de soluciones que, la mayoría de las veces han acabado en el desencanto o en el engaño. No de baldes la expresión “tomar el pelo” se utiliza en la actualidad de forma genérica para hacer referencia al engaño en cualquiera de sus múltiples formas.
 

Recuerda, que el especialista del cabello es el dermatólogo, y a él hay que recurrir en busca de soluciones reales y posibles. Desconfía de las soluciones milagro, especialmente si se acompañan de unos costes desproporcionados. En tales casos, una segunda opinión autorizada puede ser la mejor opción, procurando evitar decisiones apresuradas y presiones apremiantes por parte de ciertos centros capilares  más interesados por nuestro dinero que por nuestro cabello y que la mayoría de veces esconden tratamientos engañosos o innecesarios.
 
¿Cómo se puede tratar la calvicie común?
Frente a una calvicie, se puede actuar de muy diversas formas, y el abanico de posibilidades va desde la indiferencia más absoluta frente a la misma, hasta los tratamientos más costosos y/o sofisticados que disponemos. Seguidamente, paso a valorar las opciones terapéuticas con las que podemos hacer frente a la calvicie en la actualidad.
Se puede abordar la calvicie desde 3 opciones terapéuticas bien distintas: Las médicas, las quirúrgicas y las cosméticas.
 
1º Tratamientos MÉDICOS:
Son aquellos que no tienen carácter invasivo y que se aplican tópicamente o se administran por vía oral.
 

a) Solución de Minoxidil:
Se trata de un vasodilatador, que fue aprobado en 1991 por la FDA para el tratamiento de la calvicie. Tras 2 aplicaciones al día de forma indefinida, el 60% de los varones presentan mejoría en la calvicie de la coronilla, siendo ineficaz en las entradas de la frente. Si se suspende su aplicación, antes de los 4 a 6 meses se reanuda la progresión de la calvicie.

En ocasiones se formula junto con otras sustancias (como ac. retinóico, vitaminas, proteinas, etc.) con el fin de aumentar su eficacia, con resultados variables y poco determinantes.

En algunos pacientes, la solución de minoxidil puede causar irritación del cuero cabelludo generalmente provocada por el excipiente en el que va diluido (suele ser el propilenglicol), si bien la causa más frecuente de abandono del tratamiento viene dada por la poca constancia en su correcta aplicación (2 veces al día de forma indefinida), así como la mayor caída de cabellos “muertos” que suele presentarse en las primeras semanas de tratamiento provocada por la necesaria fricción que requiere su aplicación y que, aunque es transitoria, suele preocupar en exceso a algunos pacientes.

 
b) Finasterida oral:
E
s un inhibidor específico de la 5 alfa reductasa, el enzima determinante en la conversión de la testosterona en dihidrotestosterona. Bautizada popularmente como la píldora de la calvicie, constituye sin duda hoy en día la mejor opción en la mayoría de los casos y la más utilizada. En un 80-90% de los casos detiene la progresión de la calvicie, y tras 2 años de tratamiento, 2 de cada 3 pacientes presentan aumento de la densidad del cabello por lo general a nivel de la coronilla, no así en las entradas. También requiere tratamiento de forma mantenida e indefinida ya que a los pocos meses de suspender su administración, reaparece la progresión de la c.m.
 
La finasterida se viene utilizando desde hace muchos años para el tratamiento de la hiperplasia benigna de próstata y por lo tanto es bien conocida. Se trata de un medicamento bien tolerado y exento de efectos secundarios de especial interés, aunque al tratase de un antiandrógeno, excepcionalmente puede provocar disminución de la líbido, alteraciones de la eyaculación, menor grado de  erección y otras alteraciones relacionadas, que desaparecerían al suspender su administración si así lo decide el paciente. Existen muy pocos casos descritos de ginecomastia (aumento del tamaño de la mama), que de presentarse desaparece al suspender el tratamiento.

Finalmente, añadir que se han descrito algunos casos de pérdida de eficacia a partir de los 5 años de inicio del tratamiento con Finasterida, y que se desconoce la causa.
 
c) Combinación de Minoxidil y Finasterida:
Parece ser que ambos se potencian, mejorando los resultados.
 
d) Lociones y champús anticaída:
Existe una gran variedad de lociones/ampollas enriquecidas con vitaminas y otras sustancias con supuestos efectos curativos en la c.m., pero lo cierto es que su eficacia es muy discutible.

Por lo que respecta a los champús anticaída podemos decir lo mismo, si bien, suelen llevar incorporado un acondicionador del cabello que mejora su textura y aumenta el volumen capilar, lo cual provoca un cierto ánimo en los pacientes, aunque sin capacidad de frenar la c.m.
 
e) Complejos vitamínicos:
Existen en el mercado infinidad de productos farmacéuticos a base de complejos vitamínicos, minerales, proteínas , etc. que se administran en cápsulas, comprimidos, sobres, barritas, inyectables, etc. que si bien tienen utilidad en otros tipos de alopecias ( en las carenciales), en la calvicie común tan solo aportan un efecto placebo en la inmensa mayoría de los casos.
 
f) Ozonoterapia y Láser Capilar:
Se les considera tratamientos paliativos o de apoyo en algunas formas de alopecia. Por sí mismas, aunque mejoran la microcirculación capilar, carecen de interés en el tratamiento de la calvicie común.
 
 
2º Tratamientos QUIRÚRGICOS
a
)
 La técnica quirúrgica más extendida hoy en día es el autotrasplante de cabello. Los primeros que se realizaron, ofrecían resultados estéticos muy dispares ya que al practicarse con punch , provocaban cicatrices visibles y un aspecto poco natural que recordaba la cabellera de las muñecas. En la actualidad, mediante los microinjertos de unidades foliculares (que contienen de 1 a 4 cabellos) se consiguen excelentes resultados. Para ello, además de contar con un experimentado y reputado equipo médico, es necesario contar con una zona donante (la nuca) con suficiente densidad y grosor del cabello. Los cabellos injertados, al proceder de zonas resistentes o inmunes a la calvicie no van a ser presa de la dihidrotestosterona y por lo tanto permanecerán activos de por vida. Con el fin de evitar la progresión de la calvicie a partir de los cabellos no trasplantados, en ocasiones se asocia a Finasterida y/o Minoxidil.
 
b)También se han utilizado con éxito otras técnicas quirúrgicas como las reducciones del cuero cabelludo (extirpando parte de las zonas con calvicie total, con el fin de reducir el tamaño de la zona receptora).
 
c) Finalmente, en ocasiones se practican colgajos por desplazamiento de la zona temporal a la frontoparietal, proporcionando una franja densa de cabello que posteriormente se complementa con microinjertos.
 
3º Tratamientos COSMÉTICOS
A efectos puramente prácticos, englobamos en este apartado a todos los tratamientos encaminados a camuflar la calvicie.
 
a
 Prótesis, postizos, entrelazados y sistemas de integración capilar:
Es frecuente escuchar comentarios despectivos acerca de las prótesis capilares en cualquiera de sus formas posibles, asegurando que “las pelucas” se notan. Lo bien cierto, es que en la actualidad representan una opción en auge, a la vez que una alternativa a la cirugía, que está avanzando a pasos agigantados, con resultados sorprendentes, indetectables y que permiten una total libertad, por lo que cuentan cada día con más seguidores en todo el mundo. El sistema de fijación de la prótesis al cuero cabelludo, en unos casos se realiza mediante un adhesivo y en otros, mediante entrelazado con el cabello del paciente (como los “sistemas de integración capilar”).
 
b)
 Cosméticos de camuflaje capilar:
Los más utilizados están formados a base de polvos de microfibras de queratina (la misma proteína de la que está formado el cabello) que al estar cargadas electrostáticamente, cuando se depositan sobre el cuero cabelludo se “imantan” a nuestro cabello entrelazándose con el mismo. Su efecto densificador es inmediato y se elimina fácilmente con el lavado del cabello. Es indetectable si se acierta en la elección del tono (se vende en varios tonos de color), y resisten el viento y la lluvia especialmente si se aplica posteriormente una laca fijadora. Existen en el mercado varios de estos productos comercializados, como: Nanogen, Toppik,  o Keratin.
 
Un futuro prometedor
En la actualidad, se está trabajando en nuevas y prometedoras opciones en el tratamiento experimental de la calvicie, basadas en la terapia génica y en el implante de células madre en piel de ratones de laboratorio. Es muy probable que en un futuro cercano, estos conocimientos lleguen a buen puerto y dispongamos finalmente de la solución a un problema tan antiguo como la humanidad. Mientras tanto, una buena información nos permitirá optar por la opción más conveniente en cada caso, evitando falsas expectativas y costes innecesarios.
¡Buena suerte!

Dr. Donís Muñoz - Dermatólogo Gandia
consulta@donismunoz.com
www.donismunoz.com







Quienes somos | Servicios médicos | Guia del paciente | Todo Sobre... | Noticias | Videos | Contacto
MapaWeb | Noticas Rss | Política de protección de datos | Aviso legal

Donis Muñoz Borrás | Magistrat Catalá, 16-3-C | 46701 Gandia (La Safor) Valencia
Todos los derechos reservados. 2008-2017 Donis Muñoz · Página web optimizada para 1024 x 768