Eliminación de tatuajes

Contamos con la última tecnología en láser de picosegundos (Ps)

Antecedentes

Desde los años 90 el láser Q-Switched ha sido y sigue siendo el más empleado en la eliminación de tatuajes. Este, trabaja mediante energías muy altas y pulsos muy cortos del orden de nanosegundos (Ns) todo lo cual genera un efecto fotoacústico capaz de fragmentar las partículas de tinta y con ello su eliminación a través del sistema linfático y a través de la piel (eliminación transepidérmica).

La tecnología en picosegundos (Ps)

Actualmente, los mejores resultados se obtienen con los nuevos láseres en Ps. Estos, generan un mayor efecto fotoacústico, que se traduce en una mayor fragmentación de las partículas de tinta que los Q-Switched que trabajan en Ns, lo cual facilita una mayor eliminación de la tinta por la vía linfática y un menor daño en la piel.

Unidad de tatuajes de la Clínica del Dr. Donís Muñoz.

La técnica Picofractional-tattoo

La tecnología en Ps en modo fraccionado (Picofractional) también se está empleando tanto en el rejuvenecimiento de la piel como en la prevención y tratamiento de estrías y cicatrices. Es por ello por lo que nuestra exclusiva técnica de eliminación de tatuajes en Ps es capaz de incorporar en la misma sesión el tratamiento de Ps y la opción Picofractional. Esta novedosa técnica en la eliminación de tatuajes que llamamos Picofractional-tattoo, nos permite obtener los mejores resultados, con una menor incidencia de efectos adversos sobre la piel y una reducción en el número de sesiones.

¿Es dolorosa la eliminación de tatuajes con láser?

Tanto la realización del tatuaje como el destatuado con láser produce dolor. Si bien el dolor forma parte de la ejecución del tatuaje y es asumido valientemente como un reto que forma parte del procedimiento, en la eliminación de tatuajes el empleo de anestesia es una exigencia, a la vez que una condición indispensable del usuario para someterse al tratamiento láser. La aplicación de anestesia por manos profesionales expertas constituye una garantía a la hora de bloquear el dolor eficazmente. Las opciones anestésicas de las que disponemos en nuestra clínica son muy variadas: anestesia tópica en cura oclusiva, infiltración anestésica local, anestesia tumescente, crioanestesia con chorro de frio a -30ºC, formas combinadas, etc. La opción elegida dependerá del grado de sensibilidad al dolor del sujeto, de la localización del tatuaje, del tamaño de este, etc. y ello se determina previamente en la primera visita.

¿Cuántas sesiones son necesarias para borrar un tatuaje?

El número de sesiones es variable y en ocasiones difícil de predecir ya que va a depender de factores tan diversos como la composición del pigmento empleado, el color de la tinta, el grosor de la capa de tinta alojada en el tatuaje, el tamaño, la localización de este y no menos decisiva resulta ser la mayor o menor capacidad de regeneración de la piel frente al impacto del láser.

Por lo general, los tatuajes amateurs necesitan un menor número de sesiones y su número oscila entre 2 y 5, mientras que los tatuajes profesionales pueden precisar entre 5 y 15 sesiones.

¿Cuál es el intervalo entre las sesiones?

El intervalo mínimo entre sesiones está establecido en 6 a 8 semanas, si bien, cuanto mayor sea el intervalo entre ellas, se van a obtener mejores resultados a la vez que puede precisar un menor número de sesiones. Otro factor a tener en cuenta es la urgencia que pueda tener el usuario en eliminar su tatuaje. En ocasiones el intervalo entre sesiones viene condicionado por exigencias de fuerza mayor y de índole laboral, sentimental, por precisar opositar para acceder a las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado, etc.

En caso de presentar alguna anomalía tras una sesión de láser, procedemos a suspender las sesiones tanto tiempo como sea necesario y no las retomamos hasta haber conseguido su completa y satisfactoria resolución.

¿Qué complicaciones puede acarrear la eliminación de tatuajes?
Sin duda, las cicatrices constituyen la complicación más importante. Estas pueden oscilar desde pequeños cambios texturales poco advertidos, hasta cicatrices hipertróficas y queloides.

El número y gravedad de las complicaciones está muy relacionado por una parte con la experiencia y grado de preparación del operador y por otra con la fiabilidad y nivel tecnológico de los equipos láser empleados.

Ciertamente, la escasa preparación del operador puede generar importantes cicatrices derivadas de su incapacidad para predecir, detectar y tratar a tiempo cualquier anomalía de la cicatrización.
cicatrices hipertróficas y queloides

En nuestra clínica, somos los dermatólogos los que realizamos personalmente las sesiones de láser, contamos con más de 10 años experiencia en la eliminación de tatuajes y disponemos de la última tecnología en láser de picosegundos. Nuestros exclusivos protocolos de tratamiento y los controles periódicos que realizamos de forma habitual minimizan las posibles complicaciones.

Por otra parte, existen colores, como el azul turquesa, que son especialmente resistentes a la acción del láser por lo que para poderlos borrar, en ocasiones se emplean fluencias excesivamente altas, capaces de provocar cicatrices. A tal efecto, para evitarlo, en nuestra clínica disponemos de un láser Q-Switched de Rubí, que es el laser específico e indicado para este tipo de colores.

Si has decidido realizarte un tatuaje debes conocer las 10 reglas de oro por un tatuaje responsable.

En los últimos años hemos asistido a una creciente expansión de los tatuajes. La información previa y veraz al aspirante a tatuarse acerca de los potenciales riesgos de esta técnica debería resultar obligada. Un buen número de los pacientes tatuados, ante una reacción adversa, confiesan desconocer la existencia de estas complicaciones que, aún siendo excepcionales, existen y su existencia debería ser conocida previamente por los aspirantes.   Los usuarios que decidan realizárselo deberían conocer unas normas básicas que, podríamos llamar las 10 reglas de oro por un tatuaje responsable y que detallamos a continuación.

Instrucciones dirigidas a los aspirantes a tatuarse:

  1. Tomar la decisión de tatuarse sin precipitarse, serenamente e informándose bien antes de realizárselo.
  2. Tener claro qué es lo que nos queremos tatuar y en qué parte del cuerpo lo queremos hacer.
  3. Realizarlo siempre en un estudio de tatuajes debidamente homologado por las autoridades sanitarias.
  4. Asegurarnos de la adecuada capacitación artística del tatuador elegido.
  5. En la realización del tatuaje, exigir siempre tintas homologadas en la C.E.E.
  6. Tomar una foto con el móvil con todos los datos que figuran en la etiqueta del frasco de tinta y guardarla por tiempo indefinido, ya que los efectos adversos pueden aparecer muchos años después.
  7. Debe saber que el color rojo es el más problemático, ya que es responsable del 80% de las reacciones adversas.
  8. El color negro es el más seguro, si bien no existen garantías absolutas sobre su inocuidad.
  9. Si padece alguna enfermedad de la piel, mejor consulte previamente con su dermatólogo.
  10. El pigmento negro es el más fácil de eliminar con láser y los colores claros como el azul turqués son los más difíciles.

Consentimiento informado, previo a la eliminación de tatuajes

La firma del preceptivo consentimiento informado con un esquema claro de los riesgos y los beneficios antes de someterse a la eliminación de tatuajes con láser, es esencial. Este requerimiento legal protege tanto al médico como al paciente y se detalla a continuación el modelo empleado en nuestra clínica. 

Videos del proceso

Resultados

Tratado sobre tatuajes

Descubre la publicación del Dr. Donís Muñoz Borrás que aborda las claves para la eliminación de tatuajes mediante tecnologías láser.